Velocidad y precisión con Kverneland Optima V

El agricultor y contratista de Warwickshire Jonathan Goadby optó por una Kverneland Optima V equipada con unidades de siembra de alta velocidad SX. El objetivo era disponer de más capacidad, pero sin pasar a una sembradora de precisión más grande y pesada.

Velocidad y precisión con Kverneland Optima V

La máquina es de seis hileras, equipada con abonador trasero de tracción hidráulica y chasis telescópico individual por cuerpos y conectividad ISOBUS certificada.

"Consideré la posibilidad de utilizar una unidad de ocho hileras para sustituir mi antigua unidad de seis hileras, pero habría necesitado un tractor más grande para hacer funcionar la sembradora", dice Jonathan. "Pero al elegir los cuerpos de siembra SX de alta velocidad, al final me he quedado con un chasis suspendido de seis hileras que es de anchura variable hidráulica".

Desde Manor Farm, Ansley, Warwickshire, D Goadby & Sons proporciona servicios de siembra (contratista) para los productores locales, cubriendo 1.100 acres (+/- 445ha) de siembra de maíz a terceros, además de los 350 acres (+/- 140 ha) propias. Con el sistema electrónico de dosificación de semillas y el control automático de secciones controlado por GPS desde el terminal IsoMatch Tellus GO, Jonathan afirma que el ahorro de costes en semillas está compensando la tecnología adicional. "GEOCONTROL es un elemento imprescindible. No hay solapes, así que no desperdiciamos semillas".

Añade que la precisión de la siembra es mucho mayor que la de su anterior Optima cuando sembraba demasiado rápido por las prisas. Que la colocación de las semillas de las unidades SX a alta velocidad es mucho mejor. "Cuando plantábamos a 8 km/h, ahora lo hacemos a 12 km/h", afirma. "Eso es un 50% más de velocidad de avance, con la capacidad de llegar hasta 16 km/h si es necesario".

Con un Optima de seis filas, Jonathan dice que el equipo es compacto y fácil de circular por carretera. Y si se engancha a un tractor New Holland T6.175 con neumáticos 710, dice que la compactación se reduce al mínimo. "Las cabeceras son mucho mejores, simplemente porque podemos mantener el peso bajo", añade. "Tengo un juego de neumáticos 1050 si las condiciones son realmente complicadas".

Dice que la decisión de elegir la turbina con tracción hidráulica en lugar de una toma de fuerza para el abono ha supuesto un ahorro de combustible. "Puedo subir una pendiente o poner una marcha más alta a menos revoluciones al bajar, sin que ello afecte a la precisión", afirma. "Este nivel de control también me permite ajustar la dosis de fertilizante desde la caja de control, para adaptarla a los cambios en el tipo de suelo".

"Es lo mejor de ambos mundos: rendimiento y precisión sin necesidad de una sembradora más grande", dice Jonathan.

Localice un distribuidor

Red Comercial

¿Tiene una pregunta?