Henificadores suspendidos

Las últimas novedades en la gama de henificadores Kverneland cuentan con un diseño excepcionalmente robusto, con un mantenimiento reducido al mínimo absoluto y todo ello con unas dimensiones extremadamente compactas en transporte.

La productividad es clave
Los nuevos Kverneland 8568 y 8590 se unen al modelo 8576, presentado la pasada campaña, para renover completamente esta familia de rastrillos volteadores. El modelo 8590 tiene 8 rotores, equipados cda uno de ellos con 6 brazos, para un total de 8,90m de ancho de trabajo. El modelo 8568 llega a los 6,8m con sus 6 rotores. con características como el bastidor cerrado i los grupos ProLine, estos henificadores están destinados a los usuarios más exigentes que buscan máquinas robustas, fiables y de bajo mantenimiento.

Mínimo mantenimiento = Máxima rentabilidad
un punto clave de esta gama es su facilidad de uso y mantenimiento. A excepción del cardán de toma de fuerza, la máquina carece de mantenimiento a lo largo de la campaña. Además, para mejorar puntos como el peso, resistencia, estabilidad y por supuesto el aspecto visual, hemos incluido guardas de protección de aluminio en todos los rotores.

Una línea de accionamiento a toda prueba
Toda la línea de accionamiento está libre de mantenimiento, pero eso nio quiere decir que no sea extremadamente fiable y robusta y a la vez muy compacta en transporte gracias a la cobinación de juntas de doble cardán y embragues HexaLink en los rotores exteriores (según modelo), lo que permite que en transporte y almacenaje la máquina ocupe un mínimo espacio.

Kverneland 8590: compacto en transporte.

3. Julio 2017

Descargas

Más información:

Henificadores suspendidos