Subsolador Kverneland Flatliner

Máxima penetración – mínima alteración

Los beneficios de un descompactado en profundidad no se deben desestimar; especialmente en otoños lluviosos.

El desarrollo radicular sano es esencial para conseguir mayores rendimientos de cosecha. Cualquier capa compactada o asfixiante en profundidad puede disminuir el potencial desarrollo radicular y con ello la cosecha. El subsolador Kverneland Flatliner con chasis en V es la solución más acertada.

El Flatliner consigue una excelente rotura de las posibles capas duras e impermeables en profundidad con la mínima alteración de la superficie en todo su ancho de trabajo. La profundidad de trabajo es entre 30 y 50cm.  Los brazos están sujetos al chasis mediante bridas lo que facilita la posibilidad de ajustar la separación entre brazos. 

Ventajas:

  • Máxima apertura vertical del suelo
  • Mínima alteración de la superficie
  • Reducido desgaste
  • Reducido consumo de potencia
Modelo Flatliner 300 Flatliner 350
Labor (m) 2.61 3.15
Chasis (mm) 150 x 150 x 10 150 x 150 x 10
Nº de brazos 3 or 5 5
Separación entre brazos (cm) 87 / 57 63
Potencia media necesaria (cv) 130 - 150 140 - 200
Potencia máxima (cv) 250 250
Peso (kg) 1,700 2,150

¿Tiene una pregunta?